Un test de usuarios para toda la empresa

La semana pasada hicimos en Toprural nuestro primer test de usuarios participativo. Siguiendo las pautas de Steve Krug según su libro “Haz fácil lo imposible“, decidimos poner en marcha un test en el que no sólo colaborasemos el equipo de usabilidad, si no que implicase a miembros de todos los departamentos de la empresa.

La máxima era ésta: rápido, corto y efectivo. Queríamos algo dinámico y, sobre todo, participativo.

Mejor uno breve cada 3 meses que uno inabarcable cada año

Partimos de que la idea es planificar un test cada 2/3 meses reduciendo al máximo lo que implican los preparativos.

Así, limitamos el número de usuarios a 3 con 3 tareas cada uno sobre una misma funcionalidad. Montar un test de usuarios puede ser una gran hazaña si el objetivo que te planteas es demasiado grande.

La libertad que te da trabajar sobre un sólo proyecto, es decir, sobre una única web, es que puedes dividir ésta en secciones más fácilmente abarcables.

Conclusión: no pruebes la web, prueba sólo una parte. Aquella que sepas que será susceptible a cambios a corto plazo. Sin embargo, el probar una única funcionalidad no impidió que salieran posibles mejoras para otras partes de la web, ¡ojo!

El tiempo es oro y, si quieres que otros equipos colaboren, más vale que les pidas abandonar su puesto de trabajo el mínimo posible. Así, llevamos a cabo todo en una mañana: 1 hora por usuario + 1 hora de discusión con observadores. Total = 4 horas aproximadamente.

Habilitamos una sala en la que los invitados u observadores pudiesen visualizar a través de un proyector la pantalla en la que trabaja el usuario y escuchar el sonido de la conversación que manteníamos con el mismo.

A su vez, grabamos sólo sonido y navegación, no la cara del usuario. No aporta tanto en la grabación ni al compartir con el grupo de observadores, como puede llegar a restar naturalidad al usuario.

El equipo de usabilidad, hoy formado por 3 personas (Silvia, Iván y la que suscribe) se dividió de la siguiente manera durante los tests rotando para cada nuevo usuario:
– 1 persona dirigiendo el test junto al usuario
– 1 persona moderando la mesa de observadores
– 1 persona haciendo el papel de observador junto a los invitados

Invitados
Invitamos a gente de todos los departamentos de modo que en la sala de observadores hubiese 4 personas durante todo el test, además de las 2 personas de usabilidad. Además, animamos a que cualquiera pudiese venir a ver un único test para ver de qué iba la cosa.

De esta manera (y con algunas chucherías que incluimos en la mesa de invitados), nos aseguramos de que la próxima vez seguirán participando y de que la información corra entre todos los equipos.

El test se compuso de 3 tareas sencillas para cada uno de los 3 usuarios + un pequeño cuestionario + un dibujo en el que le pedimos que nos pinte la página que mejor recuerda. No más de 45/50 minutos por usuario, suficiente para sacar una laaaaaaarga lista de posibles mejoras, ideas, novedades…

La experiencia fue muy positiva porque:

– Dimos voz a todos los puntos de vista: comercial, seo, técnicos… no sólo usabilidad.

– Conseguimos sacar una lista cerrada de mejoras que es muy factible que se hagan realidad en un corto plazo.

– Sacamos ideas para nuevos test de usuarios.

– Y, sobre todo, acercamos nuestro trabajo al resto de departamentos para que entiendan un poco mejor porqué y en base a qué desarrollamos ciertos cambios.

Tras el debate, el equipo de usabilidad nos sentamos a sacar la lista de conclusiones y soluciones a las necesidades detectadas. Ahora empieza el trabajo para hacer realidad todo eso.

Mientras, ya estamos pensando en cuándo será el siguiente.

Anuncios