Esto es un test de 5 segundos

¿Sabes lo que es el test de los 5 segundos?

A mi buzón llegó la siguiente publicidad. Mírala tan sólo durante 5 segundos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si tras mirarla tan sólo durante 5 segundos, lo primero que te ha venido a la cabeza ha sido esto:

Esquela

 

Ya entenderás para que sirve un test de 5 segundos. Tan fácil, tan sencillo.

Si aterrizo en tu web, y sólo estoy 5 segundos en ella ¿me iré de allí sabiendo qué he visto, qué ofrece, de qué va…? Y, sobre todo, ¿captarás mi atención?
¡Desde luego esta publicidad esto último lo hizo!

Anuncios

UXSpain 2014, píldoras de nuestro evento

Por tercer año se celebró UXSpain, esta vez en Granada, y, por tercer año asistimos a la cita, imprescindible para mí desde su primera edición.

Llego tarde, lo sé, pero no podía dejar de escribir este post aunque sólo sea para dar las gracias un año más a sus organizadores: César GarcíaYusef HassanSergio Ortega y Sergi Sánchez.

No os voy a contar lo que pasó allí por dos motivos: porque este evento es para vivirlo y porque son muchos los post que ya han recogido extensamente resúmenes y apuntes de las ponencias.

Os dejo, eso sí, algunas píldoras que me llevé conmigo:

  • De Maritza Guaderrama (@garua): “Los diseñadores somos productores de símbolos”, “El dato no se busca ni se encuentra, se construye” y “Tiene éxito en este campo el que es que capaz de lidiar con la complejidad”. Tres frases inspiradoras y con las que estoy totalmente de acuerdo.
  • La historia que nos contó Alfonso Morcuende (@NoamMorrissey) sobre Stu Rasmussen. Una metáfora que recodaré siempre y usaré ante aquellos que se atrevan a decir que el diseño se trata sólo de un impacto visual. Con esa historia Alfonso nos enseñó cuán importante puede ser un gesto para cambiar una esencia.
  • Esta imagen de la genial charla de Sergio de la casa (@sergiodelacasa), en la que descubrimos que la 1ª razón por la que fracasan las startups es porque ignoran a sus clientes !!!!

Motivos por los que fracasan las startups

  • El curro de  Jorge Galindo Cruces (@Jorge__Galindo), que no sólo nos ofreció una gran ponencia sino que además dio datos concretos, ejemplos, detalles y el acceso a todo lo que nos contó a través de esta web bien trabajada para que nada caiga en el olvido: http://uxspain.47deg.com/
  • Los proyectos que Alberto Martínez nos trajo desde Culdesac, ejemplo perfecto de que el trabajo bien hecho habla por sí solo. Le bastó contarnos algunos de sus trabajos para dejarnos con la boca abierta.
  • La capacidad inspiradora de Pere Rosales (@prosales). En su taller de innovación creativa nos dio algunas pautas y nos enfrentó a un caso práctico. ¿Lo mejor del taller? El propio Pere, sin duda. Su capacidad para inspirar, concretar y conducir al que piensa junto a él.

Vista nocturna de la Alhambra

Me quedo además con las charlas, con los reencuentros, con la gente nueva que conocí, con los cafés debatiendo sobre el sector, las tapas discutiendo sobre las ponencias, la visita nocturna a la Alhambra, las horas robadas al sueño y los abrazos recogidos. ¡Una experiencia de usuario de 10!

No dejes de leer el resumen del Blog de UXSpain: http://uxspain.com/blog/presentaciones-y-resumenes-uxspain-2014/

Perder también es un objetivo

Al trabajar un proyecto desde el punto de vista de la experiencia de usuario, a menudo nos planteamos un objetivo en términos de crecimiento: más usuarios, más visitas, más ventas, más reservas… En definitiva, más conversión.

Pero a veces perder también es un objetivo. Restar tiempo, restar burocracia, restar gastos…

No es habitual que pensemos en estos términos sobre nuestro producto pero, al final, esta resta también es una suma.

  • Puedo restar tiempo de atención al cliente haciendo mi web más sencilla, así gano tiempo que podré invertir en otras tareas.
  • Puedo restar páginas vistas a mi web de modo que mi usuario encuentre antes lo que quiere. No siempre muchas páginas vistas por visita es una buena señal…
  • Puedo restar gastos en mi oficina ofreciendo, por ejemplo, servicios online que hasta ahora ofrecía por correo. Así gano en reducción de costes.
  • Puedo restar número de llamadas a mi call center si el usuario encuentra en la web la información que espera.
  • Puedo restar pasos en el formulario que el equipo de edición de contenidos rellena con cada uno de mis anuncios, así crece el ratio de número de anuncios / tiempo.
  • Puedo restar el número de clicks que el teleoperador necesita hacer para atender esa llamada.
  • Puedo reducir tiempo de carga y capacidad de mis sistemas si elimino por fin esa sección tan antigua que nadie consulta.

Estas restas suelen llevar de la mano mejoras en intranet, administradores de páginas, flujos y métodos de trabajo. Y todas estas restas implican a menudo restar frustración a la gente que trabaja de cara al público.

Ahorro energético en el Metro de Madrid

Hace unas semanas hicimos una sencilla operación en un call center muy saturado de una empresa en Madrid: calculamos el tiempo que ganaríamos reduciendo 1 solo click a la hora de registrar una llamada.

Si multiplicábamos apenas ese par de segundos que reducíamos al gestionar una llamada, por el número de llamadas que se cogían al día, al cabo del año ahorrábamos el trabajo de un operador de un mes completo. ¡Eso sólo con eliminar un click en su aplicación!

Cambiemos el chip a la hora de pensar en mejoras y permitámonos de vez en cuando perder.

Y tú ¿qué restarías a tu producto?

Menús de navegación ¿en serio?

Navidad. Dando vueltas por distintas páginas buscando regalos o algo que me inspire, llego a la web www.dscuento.com

Decido echar un vistazo a los móviles, ya que estoy pensando en cambiar el mío.

Primera decisión: entiendo que estará en la sección de “Electrónica”.

Cabecera dscuento.com

Hasta aquí todo bien. Clico en el enlace.

Aterrizo en una página donde lo primero que me ofrece son “accesorios de electrónica”; o al menos eso es lo más visible.
Mal empezamos si veo los “accesorios de” antes que los productos de electrónica en sí…

Vuelvo al menú en busca de más ayuda y me encuentro con la siguiente división:

Menú por género en dscuento.com

¿¿¿En serio???

¿De veras esa es la principal división que se nos ocurre para artículos de electrónica? ¿Qué habrá debajo? ¿Depiladoras eléctricas en la sección de mujer y taladradoras para hombres?

Y lo mejor de todo, es que al pinchar en una u otra sólo encuentro fundas para móviles. Eso sí, la primera en la sección de mujeres es rosa, y en la de la sección de hombres azul.

what the fuck?

Rediseñando reclamador.es

Esta semana reclamador.es estrena nueva web, un rediseño por dentro y por fuera en el que he participado del lado de la usabilidad y experiencia de usuario.

El proyecto, que comenzó como lo que parecían unas pinceladas UX ha terminado dándole la vuelta a la página cual calcetín.

Para quien no lo sepa, reclamador.es es hoy una plataforma destinada a defender los derechos de los ciudadanos ante las aerolíneas. Retrasos, pérdidas de equipaje, overbooking o cancelaciones de vuelo son algunos de los casos que reclamador y su equipo de abogados llevará por ti. Lo mejor es que sólo cobran a éxito; es decir, sólo si ganan tu caso se llevan un porcentaje del 25% sobre la indemnización.

reclamador.es¿Qué le faltaba a reclamador.es?

La primera vez que hablé con Pablo, su fundador y CEO, me dio la impresión de que faltaba en su web ese lado humano que estaba en su idea original. La parte de inconformismo, el lado social y humano con el que ellos defienden su proyecto.

Finalmente, creo que el cambio de la web se asentó en 3 patas:

  1. Sencillez: mejora de sus formularios para hacerlos más sencillos al usuario. Un lenguaje más cerca de cómo alguien cuenta su incidencia en un vuelo a un amigo que al lenguaje de un abogado.
  2. Social: darle ese toque humano, dar visibilidad a sus redes, a la parte de derechos del viajero y a un tesoro que entonces estaba bastante escondido en su web, los muchos testimonios de sus clientes.
  3. Conversión: mejorar la conversión de usuarios que incluyen sus reclamaciones en la web facilitándole volver a su reclamación en cualquier momento, hacer un seguimiento de la misma, etc.

Creo que hemos conseguido bastante bien estos 3 objetivos, aunque aún es pronto para sacar conclusiones.

Lo que sí es seguro es que reclamador.es ahora es más fácil de recordar gracias a ese “Robin Hood” que Daniel Solana se ha currado (entre otras muchas cosas) en el nuevo diseño de reclamador.es.